Polémica en Italia por una frase machista del compañero de la primera ministra Giorgia Meloni

Una frase del periodista Andrea Giambruno, compañero sentimental de la primera ministra, Giorgia Meloni, ha desencadenado la polémica en Italia, después de asegurar que «si evitas emborracharte» evitas también «al lobo», al referirse a algunos casos de violencia sexual que en los últimos días han conmocionado al país.

«Si vas a bailar, tienes todo el derecho a emborracharte -no debe haber ningún tipo de malentendido- pero si evitas emborracharte y perder el conocimiento, tal vez evites también incurrir en ciertos problemas» porque «sino el lobo corre el riesgo de encontrarte», dijo.

Estas controvertidas palabras de Giambruno, periodista de Mediaset, el grupo propiedad de la familia Berlusconi, durante un programa en el que se hablaba de dos recientes casos de violaciones en grupo en el canal Rete 4, han suscitado una cascada de críticas.

La totalidad de los partidos políticos han condenado las declaraciones, en particular el progresista Partido Demócrata (PD), el mayor de la oposición, que las calificó de «repugnantes y ofensivas», y del populista Movimiento 5 Estrellas (M5S), que las consideró «inaceptables y vergonzosas».

«No pueden evitar culpar a las mujeres. La violencia siempre es culpa suya. Ahora nos lo explica también Giambruno», aseguró Cecilia D’Elia, vicepresidenta de la comisión de investigación sobre feminicidio, mientras que el diputado Alessandro Zan pidió a Meloni que le explique a su compañero que «culpar a las víctimas, sobre todo en directo por televisión, es una práctica bárbara y perversa».

Son una «representación plástica de una cultura machista y retrógrada que constituye el caldo de cultivo de los comportamientos violentos, de los abusos que tantas mujeres sufren cada día», indicó un comunicado del M5S, cuya vicepresidenta en la Cámara de Diputados, Vittoria Baldino, pidió que «la dirección de Mediaset se distancie inmediatamente de esta inquietante declaración».

«Muy graves»

«El compañero de la presidenta Meloni debe estudiar un poco antes de hablar, visto su papel y su oficio», dijo Luana Zanella, de Alianza Verdes-Izquierda, mientras que para la centrista Raffaella Paita, coordinadora nacional de Italia Viva, se trata de palabras «muy graves» porque «cierta superficialidad contribuye a convertir a la víctima en culpable».

Giorgia Meloni, la primera ministra de Italia. Foto Reuters

Giambruno se mostró muy molesto por unos ataques que calificó de «surrealistas» al recordar que él mismo se había referido a los autores de los abusos sexuales como «bestias» y había definido los hechos como «abominables».

Durante una transmisión televisiva, el periodista dijo que sus palabras se «han utilizado de manera instrumental y engañosa, distorsionando la realidad», por «mala fe o porque tienen serios problemas de comprensión» y pidió acabar con una polémica «ridícula» porque «la política tiene cosas mucho más importantes que hacer».

Meloni viajará el próximo jueves a Caivano, en la provincia de Nápoles (sur de Italia), una localidad con graves problemas de criminalidad y abandono, después de que dos primas de 13 años fueran violadas por seis adolescentes en un caso que, junto a la violación grupal de una chica en Palermo, ha conmocionado el país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *