Bernardo Arévalo se quedó con el triunfo y será el nuevo presidente

Bernardo Arévalo será el nuevo presidente de Guatemala al imponerse este domingo en el balotaje ante su rival conservadora Sandra Torres por 58,9% a 36,3%. De esa manera, le pondrá fin a una serie de gobiernos de derecha tras haber superado durante la campaña los intentos por marginarlo de la elección, a la que llegó con una agenda de cambio y lucha contra la corrupción.

“Aceptamos con humildad esta victoria que nos ha dado el pueblo”, dijo Arévalo en conferencia de prensa. Acompañado por su compañera de fórmula, Karin Herrera, el flamante mandatario electo de 64 años, del Movimiento Semilla (MS) e hijo del ex presidente Juan José Arévalo, agregó: «Ahora, unidos como pueblo de Guatemala, lucharemos contra la corrupción”.

El sociólogo, que dio la sorpresa en la primera vuelta del 25 de junio, logró una ventaja irreversible con más del 96% de las mesas escrutadas, según datos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). El recuento avanzó velozmente por tratarse de solo dos candidatos, y el resultado fue anunciado por la titular de ese organismo, Irma Palencia, dos horas después del cierre de los centros de sufragio.

El saliente e impopular presidente derechista, Alejandro Giammattei, quien era apuntado como aliado de Torres, reaccionó rápidamente a los resultados.

«Felicito a los guatemaltecos por la realización de las #EleccionesGT2023 en paz, con pocos incidentes aislados. Felicito también a Bernardo Arévalo y extiendo la invitación para iniciar la transición ordenada, al día siguiente de que los resultados queden oficializados», escribió en sus redes sociales.

Previamente, por la tarde, Torres, candidata de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y exesposa del fallecido presidente socialdemócrata Álvaro Colom que buscaba por tercera vez el cargo, protagonizó una conferencia de prensa en la que aseguró que hubo algunas «irregularidades» en la votación y apuntó contra el partido de su oponente. Al ser consultada sobre si reconocería los resultados, respondió: «No me quiero anticipar».



Sandra Torres, candidata de Unidad Nacional de la Esperanza (UNE) y exesposa del fallecido presidente socialdemócrata Álvaro Colom, buscaba por tercera vez llegar a la presidencia. Foto EFE/ Christian Guitierrez

En la recta final de la campaña, Torres puso en duda el proceso de conteo de votos: pidió a la Justicia que garantice la «transparencia» del balotaje y ayer denunció supuestas «acciones intrusivas» y «racistas» de observadores de la Unión Europea (UE).

La Corte Suprema acogió su pedido y ordenó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que «tome las medidas para garantizar (el correcto) ingreso de datos al sistema informático» y permita a los fiscales partidarios tomar fotos de las actas de las mesas de sufragio.

Arévalo partía como gran favorito para el balotaje frente a Torres, quien durante la campaña se corrió cada vez más hacia la derecha. Pese a su victoria, el sociólogo, no contará con mayoría en el Congreso (unicameral).

guatemala

Unos 9,4 millones de guatemaltecos estaban llamados a votar para elegir al sucesor de Giammattei, quien debe entregar el mando el 14 de enero de 2024.

Los casi 3.500 centros de votación abrieron a las 7 (las 10 en Argentina) y cerraron a las 18 (las 21 en Argentina).

Quién es Bernardo Arévalo, nuevo presidente de Guatemala

Arévalo seguirá los pasos de su padre y llegará a la Presidencia con una agenda social y de cambio, así como de lucha contra la corrupción. Si a Juan José Arévalo le tocó terminar con décadas de dictaduras cuando llegó a la presidencia en 1945, a él le corresponderá poner fin a una serie de gobiernos de derecha.

El candidato de centroizquierda nació en 1958 en Montevideo, Uruguay, debido al exilio de su padre en Sudamérica y Francia, luego de que fuera derrocado Jacobo Árbenz en 1954 por una invasión fraguada por Estados Unidos.

Árbenz fue el heredero del gobierno progresista de Arévalo, ya que en esa década se creó el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, se dio autonomía a la estatal Universidad de San Carlos y a las municipalidades, se permitió el voto a las mujeres y analfabetos, y se construyó una ruta para unir la capital con el Atlántico y competir con el ferrocarril de la poderosa United Fruit Company.

El candidato del MS llegó a Guatemala a los 15 años. Fue vicecanciller en 1994-1995 y embajador en España entre 1995 y 1996, en el gobierno de fallecido presidente Ramiro de León Carpio.

Durante su campaña electoral, prometió seguir los pasos de su padre para mejorar la educación, reducir la violencia y atacar la pobreza, que afecta al 59% de los 17,6 millones de guatemaltecos.

En su primera pelea por el Ejecutivo, Arévalo dijo que no legalizará el aborto libre -la legislación actual lo permite solo cuando está en peligro la vida de la mujer- ni el matrimonio igualitario, pero no permitirá la discriminación ni estigmatización por género ni religión.

Después de dar la sorpresa en la primera vuelta del 25 de junio, el MS enfrentó una serie de acciones de la Fiscalía, criticadas desde la sociedad civil y la comunidad internacional, para tratar de suspender judicialmente al partido.

Casado con una médica- su tercera esposa-, es licenciado en Sociología por la Universidad Hebrea de Jerusalén y doctor en Filosofía por la Universidad de Utrecht (Países Bajos).

Políglota, desde enero de 2020 ocupa una banca de diputado y desde el año pasado es secretario general de Semilla, la fuerza con la que ahora llegará al sillón que hace 78 años ocupó su padre.

Con información de agencias.

ES

Mirá también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *