la Justicia dejó en libertad condicional al hijo del presidente Gustavo Petro, acusado de corrupción

Nicolás Petro reveló que su padre recibió dinero de los narcos para financiar la campaña electoral que lo llevó a la presidencia.

Nicolás Petro, hijo del presidente de Colombia, y su exesposa Daysuris Vásquez quedaron en libertad por decisión del juez 74 de garantías de Bogotá, pero seguirán vinculados al proceso que les sigue la Fiscalía por presuntos actos de corrupción relacionados con la campaña electoral de su padre.

El ente investigador acusó al hijo de Gustavo Petro de los delitos de enriquecimiento ilícito y lavado de activos; mientras que Vásquez está señalada de lavado de activos y violación de datos personales.

Según la Fiscalía, el hijo del Jefe de Estado «suministró información relevante» que desconocía ese organismo sobre el ingreso de dineros irregulares a la campaña presidencial, que habrían «superado los topes permitidos por la ley» y no fueron reportados a las autoridades electorales.

«Se accede a la solicitud de imposición de medida de aseguramiento, pero medidas no privativas de la libertad, para el señor Nicolás Fernando Petro», dijo el juez del caso, Omar Beltrán, al término de una larga audiencia que finalizó cerca de la medianoche local.

El magistrado agregó que Nicolás Petro no podrá salir de Barranquilla, la ciudad del norte del país donde reside, ni tener contacto con otros involucrados en la investigación sobre presunto lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

«Usted tiene que conservar buena conducta, tendrá que comparecer a todo llamado que se haga por cuenta del proceso. Se le prohibirá salir de Colombia. A usted también se le prohíbe participar en cualquier mitin político», expresó el juez al acusado, según reprodujo el medio local El Tiempo.



Nicolás Petro y Daysuris Vásquez durante la audiencia del viernes ante la justicia colombiana. Foto: EFE/ Mauricio Dueñas Castañeda/Poder Judicial.

Durante la audiencia, el abogado defensor de Nicolás Petro, David Teleki, manifestó su preocupación por la seguridad del hijo del mandatario en caso de ir a prisión.

«Si él fuera a una cárcel, su señoría, no dura ni 24 horas», afirmó y agregó: «Es un testigo clave para desbaratar por completo una estructura corrupta que debe ser investigada y que debe conducir a sus responsables ante los estrados judiciales».

«Para ello es indispensable que Nicolás Petro, su voz, sus palabras no las puedan acallar (…) por presiones de ningún tipo», añadió el abogado.

Bajo esos argumentos, el magistrado aceptó la libertad condicional y rechazó la petición de la Fiscalía de tenerlo en arresto domiciliario, al calificar la solicitud como «precaria».

Tras la decisión judicial, el presidente colombiano publicó un mensaje en su cuenta personal de Twitter y reiteró que no presionará la Justicia.

Por su parte, para la exmujer de Nicolás Petro, Daysuris Vásquez -acusada de lavado de activos y violación de datos personales- el juez dictó la libertad condicional con las mismas condiciones.

Una denuncia que sacudió al presidente

El primogénito del mandatario y su exesposa fueron detenidos el sábado pasado por la fiscalía y en la audiencia del jueves, el fiscal del caso, Mario Burgos, dijo que tras aceptar un acuerdo de colaboración con la Justicia, Nicolás Petro reveló que parte del dinero supuestamente ilegal que recibió entró a la campaña electoral de 2022 de su padre.

De acuerdo al fiscal, el hijo del presidente confesó presuntos ingresos irregulares por parte de Samuel Santander Lopesierra -quien estuvo preso en Estados Unidos por narcotráfico entre 2003 y 2021- y de un hijo de Alfonso «el turco» Hilsaca, un negociante acusado en el pasado por la fiscalía de financiar grupos paramilitares y planear homicidios.

El presidente Petro dijo el viernes que recibió «con dolor» la información sobre el presunto ingreso de dinero del narcotráfico en su campaña, pero manifestó que «nada ni nadie puede detener la lucha de toda una vida contra la corrupción», mientras la oposición multiplicó las críticas y planea una marcha para pedir su salida del cargo.

Petro aseguró que no le ha pedido a sus hijos delinquir, y que el caso por el que se investiga a Nicolás no servirá para tumbar al «primer Gobierno popular del país».

«Tengan ustedes la absoluta certeza de que este Gobierno se acaba de acuerdo al mandato popular, de nadie más. Y eso es bueno que quede claro en Colombia: no hay nadie que pueda terminar con este Gobierno, que sea el pueblo mismo, y el pueblo dio una orden por mayoría en las urnas electorales», aseguró el mandatario.

Mirá también